Decir la Verdad – Desarrollo de Software

project_management_en_crisis

El desafío de decir la verdad

El proyecto más desafiante que tuve que hacer de coach tenía una fecha de entrega muy apretada (¿no es así siempre?). Nuestro cliente final era un cliente crítico.

Sabiendo lo que estaba en juego, me puse como prioridad armar un plan de entregas confiable. Seis semanas después, no sólo no habíamos implementado las primeras seis semanas de historias, sino que también teníamos una estimación confiable de nuestra velocidad y una lista estimada completa de nuestras historias restantes.

Y nos mostró que estábamos terminado tarde – muy tarde. Teníamos que terminar en siete meses. Y de acuerdo al plan, ibamos a terminar en trece.

El líder del proyecto llevó el plan a nuestro director. Las cosas fueron de mal en peor. Nos prohibió compartir esta noticia con el cliente final. En cambio, nos ordenó cumplir como sea con la fecha original.

Ya sabíamos que no podíamos cumplir con esa fecha. No teníamos tiempo suficiente para agregar personas, les llevaría demasiado tiempo conocer la base de código. No podíamos recortar alcance porque no podíamos admitir el problema al cliente.

Nuestros trabajos estaban en juego e intentamos hacer el esfuerzo. Ignoramos la Ley de Brooks y contratamos algunos programadores, e hicimos todo lo posible para ponerlos productivos lo antes posible sin distraer a los miembros productivos del equipo. A pesar de nuestro mejor esfuerzo, entregamos seis meses tarde un producto lleno de defectos – que resultó ser a unas semanas de nuestra predicción original. Perdimos al cliente.

Quizás también hubiéramos perdido al cliente incluso si le decíamos la verdad. Es imposible decir. Sin embargo, mi experiencia me dice que los clientes, los interesados y los gerentes aprecian que se los participe de la solución. Cuando se demuestra progreso de forma semanal, se establece credibilidad y confianza. Con esta credibilidad y confianza, los clientes están mucho más interesados en trabajar junto al equipo para negociar y alcanzar los objetivos.

No me voy a volver a involucrar en una situación así. Las planificaciones no pueden ser secretas; no hay eventos milagrosos; la fecha de entrega real eventualmente llega.

En cambio, voy a hacer todo lo posible por presentar la situación más precisa que pueda. Si un defecto tiene que arreglarse para la entrega, planifico el arreglo antes que nuevas características. Si nuestra velocidad es menor a lo que quiero, igualmente informo fechas basadas en la velocidad real. Esa es la realidad, y sólo siendo honestos sobre la realidad podemos gestionar las consecuencias de manera efectiva.

“copiado de un texto que lo leí y lo comparto con ustedes” 

@andyvillamayor

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s